FESTIVALIMAGINARIA.COM usa COOKIES para mejorar tu experiencia de navegación y mostrarte contenido personalizado a tus intereses.
Si quieres deshabilitar cookies en tu dispositivo, revisa nuestra información. Ten en cuenta que algunas partes de nuestro website no funcionarán de forma correcta si deshabilitas cookies.
Al aceptar este mensaje, usted acepta el uso de cookies en este dispositivo, de acuerdo con nuestra política de cookies, a menos que usted las haya desactivado.

Noticias

IMAGINARIA reflexiona sobre las adicciones de los jóvenes a los videojuegos y demás tecnología

IMAGINARIA reflexiona sobre las adicciones de los jóvenes a los videojuegos y demás tecnología

03 de June de 2021

Un muchacho consulta su teléfono móvil mientras avanza en su monopatín por la calle cuando está a punto de sufrir un accidente al impactar con un coche que viene de frente. La escena, que podría ser perfectamente real en nuestra sociedad, es el inicio de la obra ‘Error 404’, que esta mañana ha puesto en escena el joven titiritero uruguayo, afincado con su familia en Málaga, Wagner Gallo, de la compañía Ángeles de trapo. Con ella se iniciaban las representaciones para escolares -que prosiguen este viernes-, tanto para colegios como para alumnos del instituto de Binéfar, una tónica habitual de IMAGINARIA, con la que el festival pretende acercarles las disciplinas del teatro, como recurso pedagógico.


La obra elegida es un montaje de cuidada factura y de cuatro años de construcción que vio la luz en 2018 y que desde entonces ha recorrido varios países, desde Méjico a Corea del Sur. Es la primera obra de Wagner Gallo, de 33 años, pero con una dilata trayectoria de titiritero que comenzó a los 11 años, junto con sus padres creadores de Ángeles de trapo hace 17 años. 


‘Error 404’ es un espectáculo sin palabras dirigido a la infancia y a la juventud, un público cada vez más habituado a las nuevas tecnologías, como Steve, personaje principal, un joven común y corriente con una vida simple y rutinaria, sumergido cada vez más en un mundo repleto de aparatos tecnológicos (teléfono móvil, ordenador, dron, hasta un perro robot como mascota virtual). Esta delicada y emotiva obra invita a reflexionar sobre el valor de la vida y las maravillas que esta nos ofrece y que muchas veces pasamos por alto por pasar tanto tiempo enganchado a las pantallas digitales. El mismo Wagner fue un niño adicto a los videojuegos como reconoce, de hecho su experiencia le ha servido para inspirar esta aplaudida obra. “El oficio me viene de la sangre, mi hermano y yo somos titiriteros. Este proyecto surge porque quería crear algo nuevo y además estaba enganchado a los videojuegos como casi todos los niños. Me di cuenta de que el tiempo se iba volando y después de jugar al videojuego no te quedan recuerdos -explica-. Empecé a moldear la idea y después de cuatro años salió a la luz en 2018 y comencé la gira mundial, llevando este mensaje súper importante para niños, adolescente y adultos en festivales. La adicción puede pasar a niños pero también a los grandes. He ido por varios continentes y me he dado cuenta de que la tecnología está globalizada porque los niños reaccionan y se ríen con las mismas cosas”.  


Una de sus grandes satisfacciones la recibió en Albania cuando una madre que había llevado a su hijo a la función a los pocos días al encontrárselo por la calle le dijo que su niño sólo quería jugar a los videojuegos, un poco y sólo los fines de semana. “Son cosas que te llegan al corazón”, afirma.


El espectáculo no repudia la tecnología, si no que lanza el mensaje de realizar un consumo responsable de la misma como el propio titiritero hace en su vida personal. “A veces me gusta jugar una partida de ajedrez en el móvil y cosas así, pero lo hago cuando no tengo nada que hacer, en los ratos muertos o cuando viajo en tren y las redes sociales las uso para comunicar y estar en contacto, pero muy poco”, detalla.


Los síntomas para detectar una adicción a los videojuegos o a las pantallas digitales se manifiestan “sobre todo cuando dejas de jugar o hacer cosas con amigos. En el último espectáculo me vino una niña muy seria para que le diera un consejo porque su prima no quería jugar con ella ya que estaba todo el día con los videojuegos. Yo no soy psicólogo, pero sé que la persona se dará cuenta con el paso de los años que ha perdido buena parte de su vida”. Las consecuencias de esta adicción digital son claras: “bajo rendimiento escolar, apenas sales a la calle, el caso excepcional son los niños japoneses que no salen durante meses de su cuarto, … “. Los padres tienen un papel fundamental en esta etapa, y deben de evitar esa dependencia. “Es un error dar una tableta o un móvil a un niño para que coma o deje a los padres tranquilos. Los padres tienen que poner límites, por ejemplo permitir jugar 1 hora al día, y hacer cumplir las normas”.


Tras las representaciones se crea un debate en el que los alumnos pueden trasladar sus inquietudes. La profesora de Secundaria María Pastor valora la apuesta de IMAGINARIA por acercar a los jóvenes al teatro: “Este tipo de actividades no son frecuentes y así promovemos la cultura y el conocimiento porque los chicos de esta edad están con los videojuegos. Para mí es fundamental que se acerquen al teatro y esta obra es muy significativa para ellos porque es un tema muy cercano. Debería haber más actividades para los jóvenes que no tienen muchas propuestas”, afirma.


 Cuenta cuentos, circo y cortos


 Por la tarde han tenido lugar las propuestas escénicas de calle como la celebrada en la calle Mayor, frente a la biblioteca municipal, con el cuenta cuentos y presentación del libro ‘Silván y los árboles parlantes’, de Rafa Yuste e ilustrado por María Felices, autora del cartel de esta edición.


 En el Centro Cultural se ha inaugurado la segunda exposición del festival, ‘Ingenii Machina’, un espectáculo educativo de animación que permanecerá hasta el domingo, de Alauda Teatro, basado en diversos artilugios mecánicos, creados con la intención de buscar la interacción lúdica y diversión del público. 


Mientras que Paco Paricio ha narrado, con un espectáculo de títeres y objetos, la vida de Joaquín Costa o del bandido Cucaracha así como ha interpretado varios fragmentos de la literatura clásica española como las ‘Greguerías’ de Ramón Gómez de la Serna o 'Diálogo de la Virgen y la vieja Ubalda' de María de la  O Lejárraga.


Uno de los montajes más vistosos ha sido el puesto en escena por el barcelonés Joan Catalá con su obra ‘Pelat’, en la que con un robusto madero se ha propuesto borrar las fronteras entre la danza, el circo, el teatro y la performance; entre público y espectáculo en una interacción con el espectador.


El cierre a la tercera jornada de IMAGINARIA lo ha puesto la proyección de cortometrajes, un género muy presente en este festival. En la pantalla del Teatro municipal los Titiriteros de Binéfar se han proyecto una serie de cortos de animación para adultos seleccionados por SOIFF y La Booca E.C. El cine volverá a Binéfar el domingo por la mañana con una sesión dirigida de películas de animación para niños de más de 7 años de la mano de Rita & Lua film.


 Más entradas


Respecto a la jornada de este viernes, la organización ha decidido poner a la venta 30 entradas más para la función de clown y magia ‘El gran Braulio’, del asturiano Adrián Conde a las 17.30 en el parque Los Olmos. Las entradas se deben reservar en la página web del festival hasta las 16.00.


Mañana también tendrán lugar los espectáculos El Cruce, con fichas del juego tangram, de la compañía A 2 Manos que ofrecerá varios pases a partir de las 18.00 en el Centro de Día. Mientras que el telón lo bajarán a las 19.00 los actores del Centro Ocupacional Nazaret de Cáritas con la segunda sesión de ‘Cuentos para dormir’, un espectáculo de luz oscura que se representará en el teatro, con entrada gratuita, pero previa reserva.


IMAGINARIA está organizado por el Ayuntamiento de Binéfar con el apoyo económico de la Diputación Provincial de Huesca, el Ministerio de Cultura, la Comarca de La Litera y un nutrido grupo de empresas del territorio. La dirección artística corre a cargo de Los Titiriteros de Binéfar mientras que Thesseo Estudio Creativo se encarga de la producción ejecutiva